Portada » Convivencia escolar versus bullying en el Liceo de Puriscal: propuesta de trabajo desde la expectativa educativa

Convivencia escolar versus bullying en el Liceo de Puriscal: propuesta de trabajo desde la expectativa educativa

School Harmony versus Bullying at Liceo de Puriscal: A Work Proposal from Educational Expectation

Captura de Pantalla 2021-09-17 a la(s) 10.26.19

INTRODUCCI脫N 

Las instituciones educativas son las responsables de desarrollar acciones para lograr en los estudiantes buen rendimiento acad茅mico. Uno de los elementos esenciales para lograrlo se relaciona con el bienestar emocional. La convivencia sana en el centro educativo es un factor determinante en las emociones del estudiante. 

Con la investigaci贸n, se busc贸 promover acciones para un adecuado ambiente de convivencia escolar en el Liceo de Puriscal, partiendo de la percepci贸n del estudiantado durante el curso lectivo 2019. En este sentido, buscamos que se reconozca la importancia de establecer ambientes de sana relaci贸n en la instituci贸n, que coadyuven a prevenir situaciones de bullying entre los estudiantes. 

Paralelamente, es un aspecto clave identificar la percepci贸n que tienen los estudiantes acerca de la convivencia y su opini贸n sobre la relaci贸n con sus profesores, con la intenci贸n de promover ambientes de sana convivencia escolar, enmarcados en el desarrollo de un plan de acci贸n institucional. 

La forma como los estudiantes interact煤an es un elemento al que en los 煤ltimos a帽os se le ha dedicado la m谩xima atenci贸n en Costa Rica, con el auge del t茅rmino 鈥bullying鈥, contrario a la sana convivencia, y por ello se han concretado mayores esfuerzos por parte de las instituciones para fomentar de manera adecuada las relaciones humanas. 

En esta investigaci贸n se realiz贸 un an谩lisis de experiencias expresadas por estudiantes del Liceo de Puriscal, priorizando a los estudiantes de s茅timo a帽o, quienes son los que se est谩n adaptando a un nuevo sistema educativo y a una nueva instituci贸n (destacando que incluso los padres de familia o encargados han pasado por un proceso de cambios, sobre todo si es la primera vez que tienen un hijo en secundaria), raz贸n por la cual es sumamente cr铆tico promover entre ellos una adecuada adaptaci贸n. 

El Liceo de Puriscal ten铆a 919 estudiantes regulares en el curso lectivo 2019, provenientes de diversas zonas, principalmente de los cantones de Puriscal y Mora. Este es un colegio acad茅mico que cuenta tambi茅n con la modalidad de Bachillerato Internacional. Fue fundado en 1945: la primera instituci贸n de educaci贸n secundaria de la zona. 

La importancia de esta investigaci贸n radica en que algunos estudiantes del Liceo de Puriscal se han visto involucrados en episodios de agresi贸n y violencia, y si bien la mayor铆a de estos eventos se desarrollaron fuera de la planta f铆sica del colegio, es gracias a declaraciones y a las redes sociales que la informaci贸n ha llegado hasta la instituci贸n. No obstante, algunas de estas situaciones s铆 se han desarrollaron dentro de la planta f铆sica. 

Partiendo de la necesidad de mejorar la convivencia en el liceo, despu茅s de indagar en los campos te贸rico y pr谩ctico y a ra铆z de las dificultades de relaci贸n encontradas en algunos estudiantes, se propone esta estrategia que permiti贸 conocer la percepci贸n de los estudiantes y as铆 dar conclusiones y resultados que generen nuevas acciones para implementar en la poblaci贸n estudiantil de nuestro colegio. 

Es claro que realizar investigaciones dentro de las instituciones educativas permite conocer debilidades y fortalezas en el espacio donde se realizan las labores cotidianas. Adem谩s de la literatura, es importante obtener datos estad铆sticos para saber acerca de la realidad interna, y esto se puede lograr con diagn贸sticos y evaluaciones de lo que se hizo, de lo que se est谩 haciendo y de lo que se propone hacer. 

En el Liceo de Puriscal, por lo general se aplican diversos cuestionarios en l铆nea, utilizando redes sociales, dirigidos a padres de familia y a estudiantes; no obstante, en ocasiones se debe recurrir a lo tradicional (el formulario escrito) para lograr una interacci贸n m谩s directa con los participantes. 

Profesionalmente hablando, se considera que los estudiantes pueden convertirse en aliados para favorecer la convivencia entre ellos mismos; dicho de otra forma, se pueden solventar algunas de las dificultades que se dan por problemas tales como: falta de comunicaci贸n, hurtos, agresiones, entre otras; creando redes de apoyo entre docentes y discentes.

ENTENDIENDO LA DUALIDAD ENTRE BULLYING Y CONVIVENCIA 

Actualmente en Costa Rica, en el Ministerio de Educaci贸n P煤blica (MEP) existe una serie de recomendaciones, protocolos y gu铆as para el trabajo de la convivencia, la prevenci贸n del bullying y evitar situaciones de violencia. Esta investigaci贸n se bas贸, principalmente, en dichos documentos, debido a que est谩n elaborados para su implementaci贸n en los centros educativos a cargo del MEP y tiene aportes relacionados con nuestro contexto nacional. 

Cuando se habla de acoso escolar o bullying no se trata de un simple empuj贸n, de un chisme, de una mofa. El t茅rmino se refiere a una situaci贸n de violencia que puede derivar en algo grave y, si no se atiende a tiempo, generar una serie de da帽os emocionales tanto a la v铆ctima como al victimario. Es m谩s, la conducta del victimario se帽ala que es una persona emocionalmente afectada, por lo que no se debe estimar como agresor (Instituto Interamericano de Derechos Humanos, 2014, p. 149). 

Con la referencia anterior se puede deducir que, para contrarrestar el bullying, no se debe 鈥渁tacar鈥 al victimario con muchas sanciones; m谩s bien, se debe promover la sana convivencia institucional a modo de prevenci贸n, y se deben buscar las alternativas id贸neas para que, en el 谩rea emocional, haya un adecuado abordaje tanto para el agresor como la v铆ctima. 

Se debe entender la din谩mica del bullying, tambi茅n llamado acoso escolar, para poder establecer pautas de acci贸n que sean aptas, ya que muchas veces se tipifican como tal casos que no lo son y, probablemente, algunos casos que s铆 lo sean no se detectan a tiempo. 

No todo es bullying; algunos eventos siguen siendo casos aislados de agresi贸n, maltrato, violencia, ofensas y amenazas en un determinado momento, lugar y circunstancia. A pesar de ser claro que estas acciones tambi茅n afectan la sana convivencia de una instituci贸n educativa, no deben ser tipificadas como acoso escolar, por ser eventos de tendencia aislada. 

Olweus (2004), uno de los principales autores de la tem谩tica, manifiesta que 鈥淯n alumno es agredido o se convierte en v铆ctima cuando est谩 expuesto de una forma repetida y durante un tiempo a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos鈥 (Olweus, 2004, p. 25). 

Actualmente en Costa Rica, en el Ministerio de Educaci贸n P煤blica (MEP) existe una serie de recomendaciones, protocolos y gu铆as para el trabajo de la convivencia, la prevenci贸n del bullying y evitar situaciones de violencia. 

En este mismo sentido, Olweus (2004) manifiesta que, si dos estudiantes incurren en actos violentos uno contra el otro, a pesar de que uno de ellos ejerza mayor fuerza, tama帽o o edad, no es un caso de acoso escolar. Esto demuestra que el tiempo y la constancia siempre est谩n presentes en la valoraci贸n de un caso como bullying. A pesar de ello, no implica de ninguna forma que las agresiones, incluso las verbales, deban minimizarse; solo es para identificar realmente si el evento corresponde a un acto de acoso escolar o no. 

Vale la pena destacar que 鈥淓l bullying afecta a toda la comunidad educativa: deteriora la convivencia. Tiene consecuencias negativas en el bienestar, desarrollo y ejercicio de los derechos de ni帽os, ni帽as, adolescentes y j贸venes estudiantes鈥 (Direcci贸n de Vida Estudiantil, MEP, 2016, p. 4).

El bullying b谩sicamente es un maltrato entre compa帽eros de manera reiterada, en un lapso prolongado, al cual, una vez detectado, se le debe aplicar una serie de estrategias para detenerlo en un tiempo determinado, logrando as铆 fomentar la sana convivencia y la cultura de paz.

El bullying puede ser considerado uno de los principales factores que coartan el desarrollo integral de los estudiantes, ya que se da una correlaci贸n directa entre una persona que recibe este acoso y su personalidad; lo cual puede verse estrechamente asociado con la capacidad del individuo para desenvolverse de forma satisfactoria en el 谩mbito escolar.

Para un estudiante, recibir acoso escolar de forma constante resulta extremadamente riesgoso, pues en la etapa de la adolescencia se est谩 formando la identidad y esto lo hace vulnerable a que las cr铆ticas, rechazos o agresiones persistentes provoquen una huella desfavorable a futuro, si no se contrarresta esta situaci贸n o se trabaja a nivel psicol贸gico en el momento preciso.

Con respecto a la identidad, Jim茅nez (2012) expresa que: 鈥減ara sintetizar, la identidad de las personas es resultado de la articulaci贸n y significaci贸n que cada quien deposita en sus atributos. Pero la identidad de las personas tambi茅n es producto de las relaciones que mantienen en 谩mbitos espec铆ficos de convivencia鈥 (Jim茅nez, 2012, p. 33).

Es dif铆cil que una persona tenga confianza en sus cualidades y habilidades si es constantemente v铆ctima de acoso o maltrato; por ende, desde las comunidades educativas se debe velar por la igualdad de oportunidades para la poblaci贸n educativa.

Ahora bien, seg煤n el Programa Nacional de Convivencia del Ministerio de Educaci贸n P煤blica, refiriendo al PNUD Costa Rica, por 鈥渃onvivencia鈥 entendemos que es 鈥渓a din谩mica social, basada en relaciones de confianza, de cooperaci贸n, en la que todas las personas se sienten parte de la sociedad, disfrutan de sus derechos humanos y oportunidades socialmente construidas y expresas鈥 (Informe Nacional de Desarrollo Humano, 2008, p. 43).

Es dif铆cil que una persona tenga confianza en sus cualidades y habilidades si es constantemente v铆ctima de acoso o maltrato; por ende, desde las comunidades educativas se debe velar por la igualdad de oportunidades para la poblaci贸n educativa. 

El t茅rmino 鈥渃onvivencia鈥 tambi茅n est谩 asociado con la cultura de paz, que debe ser promovida en la comunidad educativa. Es por ello que se deben aplicar estrategias educativas a la hora de desarrollar planes de estudio y proyectos enfocados en coadyuvar a la generaci贸n de un ambiente sano, y prevenir cualquier factor de riesgo para la poblaci贸n educativa. 

En el contexto de esta investigaci贸n, convivencia es un estado, una din谩mica o un proceso social, donde la interacci贸n humana est谩 dada en la vivencia de valores, respetando los derechos y singularidades de los dem谩s, debido a que las relaciones con otros repercuten en la identidad de la persona estudiante. 

Existe dualidad entre bullying y convivencia, ya que si se da el primero altera a la segunda y viceversa. Es decir, una adecuada convivencia consiste en desarrollar valores, en cultura de paz, sin acometer contra nuestros semejantes, sin realizar acoso escolar; por otra parte, si se deja que ocurra bullying en una instituci贸n dif铆cilmente se puede decir que hay una adecuada convivencia educativa.

驴C脫MO ENTENDER NUESTRA REALIDAD INSTITUCIONAL? 

El Liceo de Puriscal cuenta con un total de 42 aulas, ubicadas en cien metros cuadrados (100 m虏). Al contar con m谩s de novecientos estudiantes, se puede notar que el espacio no es insuficiente para alojar a esta poblaci贸n, raz贸n por la cual se han tomado una serie de medidas para cumplir con las lecciones como es debido: algunos grupos tienen diferentes horarios de entrada y/o salida, o un calendario de ex谩menes diferidos, imposibilitando as铆 que se impartan lecciones en este lapso. 

En Costa Rica, el MEP cre贸 la Unidad para la Convivencia, perteneciente a Vida Estudiantil; de ah铆 han emanado directrices para que en las instituciones educativas p煤blicas exista un Comit茅 de Convivir, cuyo fin es que: 鈥渓a comunidad educativa 鈥揹esde sus centros de convivencia鈥 ejecute acciones que favorezcan que las personas que all铆 comparten sus vidas crezcan y se desarrollen a toda su plenitud鈥 (MEP & F-ODM, 2011, p. 5). 

Las instituciones educativas est谩n propensas a situaciones de violencia, bullying, abuso de drogas, entre otras; por este motivo el MEP ha facilitado una serie de herramientas para evitar o contrarrestar estos acontecimientos. Es valioso acotar que se debe ser responsable a la hora de abordar estos casos, pues se est谩 trabajando con personas que se hallan en una edad vulnerable y, por ende, debe darse un apoyo profesional oportuno. 

El MEP ha creado una serie de protocolos para que las instituciones educativas (a pesar de tener sus particularidades) puedan atender de la mejor forma posible la poblaci贸n estudiantil y las necesidades espec铆ficas de los grupos diversos integrados en el estudiantado. Algunos de los protocolos de actuaci贸n que aparecen en el sitio web del Ministerio de Educaci贸n son los siguientes: 

鈥 Protocolo de actuaci贸n en situaciones de bullying

鈥 Protocolo de atenci贸n del bullying contra la poblaci贸n LGTBI inserta en los centros educativos. 

鈥 Protocolo de actuaci贸n en situaciones de hallazgo, tenencia y uso de armas. 

鈥 Protocolo de actuaci贸n en situaciones de hallazgo, tenencia, consumo y tr谩fico de drogas. 

鈥 Protocolo de actuaci贸n en situaciones de violencia f铆sica, psicol贸gica y sexual, acoso y hostigamiento sexual. 

鈥 Protocolo de atenci贸n a la poblaci贸n estudiantil que presenta lesiones autoinfligidas y/o en riesgo por tentativa de suicidio. 

鈥 Atenci贸n del embarazo y maternidad en personas menores de edad insertas en el sistema educativo. 

鈥 Protocolo de actuaci贸n institucional para la restituci贸n de derechos y acceso al sistema educativo costarricense de las personas v铆ctimas y sobrevivientes del delito de trata de personas y sus dependientes. (MEP, 2017). 

Todo docente debe conocer estos protocolos debido a que la responsabilidad de aplicarlos recae en la persona que detecta la situaci贸n. Es decir, si un docente advierte de una situaci贸n en donde se deba aplicar un protocolo de actuaci贸n, es precisamente este docente quien debe activarlo, sin que esto implique que queda solo en el proceso o que no pueda pedir apoyo a otro profesional. 

Cualquier diferencia f铆sica, cultural, socioecon贸mica u otra puede ser causa de bullying. Todos los protocolos anteriores se pueden relacionar con esta problem谩tica, por lo que se debe ser muy cauteloso al momento de ejecutar una activaci贸n, respetando los procesos, trabajando con la familia y manejando de forma sigilosa la informaci贸n: no divulgando datos privados de personas menores a terceros. Adem谩s, se deben referir los casos a las instancias pertinentes en el momento adecuado y se debe llevar un registro de las entrevistas y procesos realizados. 

El MEP ha creado una serie de protocolos para que las instituciones educativas (a pesar de tener sus particularidades) puedan atender de la mejor forma posible la poblaci贸n estudiantil y las necesidades espec铆ficas de los grupos diversos integrados en el estudiantado. 

METODOLOG脥A DE TRABAJO 

Se realiz贸 una investigaci贸n de tipo cuantitativo, en donde se seleccion贸 una muestra aleatoria de 91 estudiantes (un 10% del total de la poblaci贸n), en su mayor铆a de s茅timo a帽o por el inter茅s que genera la poblaci贸n de nuevo ingreso (como se describe m谩s adelante). A estos estudiantes se les aplic贸 un corto instrumento que consist铆a en seis preguntas, de las cuales cinco eran abiertas, con la idea de obtener informaci贸n acerca de ellos. Las preguntas iban dirigidas a conocer la interacci贸n de los estudiantes con sus pares, con sus profesores y algunos aspectos propios de la instituci贸n. Cada persona tard贸 alrededor de cinco minutos complet谩ndolo. Cabe destacar que se les aplic贸 a dos secciones de s茅timo a las que se les imparte el peque帽o taller (seleccionados por recomendaci贸n de la orientadora de este nivel) y a otros estudiantes de diferentes niveles seleccionados al azar. 

En cuanto a la tabulaci贸n del cuestionario, al ser preguntas abiertas se trabaja con los mismos estudiantes para que dediquen parte de sus horas de Servicio Comunal en analizar los resultados, siempre con la supervisi贸n del orientador en calidad de supervisor encargado. 

HAY QUE VER M脕S ALL脕 DE LOS N脷MEROS 

De los 91 estudiantes encuestados, 35 son de s茅timo a帽o, 11 de octavo, 12 de noveno, 24 de d茅cimo y finalmente 9 de und茅cimo a帽o; con el siguiente resultado: 

Con referencia a la percepci贸n de inseguridad, se obtuvo el resultado que se presenta en el siguiente gr谩fico. 

Se puede apreciar que predominantemente los estudiantes encuestados consideran al Liceo de Puriscal como un colegio seguro, a pesar de que la mayor铆a de ellos cursaba el primer a帽o, que es un periodo donde se pueden sentir m谩s vulnerables e, incluso, est谩n en una etapa de adaptaci贸n. 

Se consulta a los estudiantes acerca de: 驴Cu谩l es la zona que le causa m谩s inseguridad dentro del colegio? 

Los lugares que los estudiantes consideraron m谩s inseguros son: 

1. Los ba帽os, con 23 respuestas. 

2. Las gradas que est谩n entre la copiadora y la helader铆a, con 16 respuestas. 

3. Las gradas de acceso a las aulas 41 y 42, con 8 respuestas. 

Para describir estos lugares, cabe aclarar que: en los ba帽os, por la condici贸n de privacidad, se pueden dar situaciones poco percibidas por los funcionarios de la instituci贸n. 

Las gradas entre la copiadora y helader铆a son un punto donde, por lo general, se re煤nen estudiantes, ya que pueden estar sentados en las mismas gradas o alrededor de ellas; en este espacio se han dado algunos conflictos por p茅rdida de objetos personales o discusiones en un tono poco cordial. 

Las gradas que van al aula 40 y 41 no tienen acceso para sillas de ruedas y son muy transitadas por los estudiantes. Si estas aulas est谩n cerradas no hay un espacio de espera diferente a las gradas estrechas. 

Otra de las consultas que se les realiza a los estudiantes es 驴Qu茅 es la convivencia para usted? 

Los resultados obtenidos son los siguientes:

Para los estudiantes, los conceptos de convivir y compartir son enfocados como convivencia. Evidentemente el verbo 鈥渃onvivir鈥 (y su derivado 鈥渃onvivencia鈥), en general, no resultan extra帽os a los estudiantes gracias a las campa帽as que se dan desde el accionar particular de los funcionarios del Liceo de Puriscal y del MEP, para que los estudiantes conozcan cada vez m谩s sobre temas relacionados con la sana convivencia, integraci贸n, participaci贸n, entre otros. 

Si parece redundancia manifestar que convivencia es convivir, muchos diccionarios empiezan su definici贸n de 鈥渃onvivencia鈥 argumentando que es la acci贸n de convivir; por lo tanto, tiene validez conceptualizarlo de esta forma. 

Ante la interrogante 驴Existe bullying en el colegio? se obtiene el siguiente resultado: 

El 78% de la muestra se帽ala que s铆 existe bullying en el Liceo de Puriscal, con un total de 71 personas; mientras que un 15% manifiesta que no existe y, finalmente, un 7% no sabe determinar si existe o no bullying

Entonces la gran mayor铆a de estudiantes considera que s铆 hay bullying en la instituci贸n, pero esto contrasta con las respuestas a si ellos mismos han sido v铆ctimas de acoso escolar, con el siguiente resultado: 

En conclusi贸n, curiosamente los mismos estudiantes que afirman la existencia del bullying no se identifican como sus v铆ctimas: manifiestan no haberlo recibido o no hablan al respecto. 

Finalmente, se quiere conocer un poco acerca del trato de los profesores hacia los estudiantes y este es el resultado: 

Se puede apreciar c贸mo es favorable el dato de la relaci贸n con los profesores, sin dejar de lado que algunos estudiantes no se expresan muy bien de sus educadores. Aun con este elemento, se emite un buen resultado en t茅rminos generales.

Seg煤n los resultados obtenidos con los estudiantes, el bullying est谩 instalado en nuestras instituciones educativas y muchas veces no es abordado con prontitud. 

DISCUSI脫N Y AN脕LISIS CR脥TICO 

Tomando en cuenta los resultados arrojados en la investigaci贸n y la revisi贸n literaria, podemos determinar que los estudiantes tienen una buena concepci贸n de lo que engloba el t茅rmino 鈥渃onvivencia鈥; adem谩s, se puede apreciar que estos educandos han forjado una relaci贸n aceptable con sus profesores. 

A criterio de los estudiantes, en la instituci贸n se vive un acoso escolar pero no hacia ellos; este deslinde en la percepci贸n puede ser por falta de conocimiento real acerca de lo que es el bullying, o por el temor de reconocerse v铆ctimas de ello. Sin embargo, en vista de que no hay tantos reportes disciplinarios, puede inferirse que cuando dicen que les cometen acciones de bullying muy pocas veces es real; principalmente son acciones aisladas de agresi贸n o alg煤n tipo de violencia. 

El Liceo de Puriscal participa en las actividades programadas por el MEP, as铆 como en actividades institucionales propias como el D铆a del Ni帽o, entrada a clases y otras actividades internas, con el fin de motivar y evitar el estr茅s negativo, fomentando as铆 la sana convivencia en los estudiantes, cumpliendo con las directrices de los protocolos de actuaci贸n. Lo anterior no exime de que se deba mejorar a nivel institucional. Una de las cosas a revisar es por qu茅 algunos estudiantes manifiestan que existe mucho acoso escolar en el centro educativo. 

La finalidad de que los estudiantes de d茅cimo y und茅cimo trabajen con estudiantes de s茅timo a帽o es que interact煤en entre ellos y as铆 mejoren las relaciones sociales entre los estudiantes de niveles superiores y los de primer ingreso. 

Es oportuno, para pr贸ximas investigaciones, realizar un an谩lisis a nivel comunal, y m谩s espec铆fico en los n煤cleos familiares, donde se han denotado algunas situaciones que pueden afectar directamente a determinado estudiante en sus estudios y en su desarrollo emocional y social. 

Cuando se repasa el aporte de autores en el tema del bullying, se plantea que se deben buscar acciones para trabajar con la v铆ctima y con el victimario, y que el 煤ltimo no debe ser tratado como agresor; esta hip贸tesis pretende enfatizar que la violencia no debe enfrentarse con violencia, pues, por lo general, cuando una persona ejerce fuerza f铆sica o maltrato verbal sobre otro estudiante tiene alguna situaci贸n emocional que debe ser tratada por un especialista, con el apoyo de su familia; y si el adolescente no cuenta con apoyo, esto podr铆a ser una de las razones por la cuales se ha convertido en victimario o agresor. 

CONCLUSIONES 

鈥 Es necesaria la realizaci贸n de evaluaciones institucionales peri贸dicas, para conocer la opini贸n de los estudiantes en tem谩ticas como convivir, bullying o cultura de paz. 

鈥 Se debe dar atenci贸n personalizada a los estudiantes cuando tienen conflictos entre ellos. 

鈥 Se debe plantear y fomentar la realizaci贸n de actividades para los educadores, con el objetivo de que est茅n motivados en sus labores y que esto sea transmitido a los estudiantes. 

鈥 Promover la vivencia de valores de los estudiantes del Liceo de Puriscal por medio de charlas, de lecturas reflexivas, videos y otras estrategias que se puedan generar en los diferentes comit茅s. 

CONSIDERACI脫N FINAL: 

Seg煤n los resultados obtenidos con los estudiantes, el bullying est谩 instalado en nuestras instituciones educativas y muchas veces no es abordado con prontitud. Sin embargo, hay que controlar estas acciones constantes de acoso escolar, que son tipificadas como violencia; concretamente los educadores deben usar herramientas pedag贸gicas adecuadas y trabajar en conjunto con los padres de familia o con los encargados de los estudiantes para mitigar cualquier conducta inapropiada en el estudiantado. 

El MEP ha implantado en las instituciones una serie de programas 鈥揺ntre ellos, el de Convivencia鈥 orientados a que los estudiantes tengan un adecuado clima institucional, promoviendo una cultura de paz y una vivencia en valores. 

Son notorios los cambios (propios de la adolescencia) en los estudiantes que van avanzando de a帽o y van creciendo hasta convertirse en ciudadanos; es por esto que, desde el marco de la convivencia y aprovechando algunos otros programas, como el Servicio Comunal Estudiantil, se pueden plantear estrategias para que los estudiantes de m谩s edad ejerzan un liderazgo positivo hacia los estudiantes m谩s vulnerables. 

Finalmente, es destacable decir que solo la acci贸n oportuna (no apresurada o atropellada) en casos espec铆ficos de bullying, m谩s las acciones recreativas, integradoras, de participaci贸n comunicatoria y de vivencias educativas, pueden fomentar una educaci贸n m谩s integral y, por tanto, disminuir situaciones de acoso escolar en nuestros educandos.

Convivencia escolar versus bullying en el Liceo de Puriscal. Alberto Mar铆n-Jim茅nez. Revista Umbral, volumen 45, N.潞 2. Diciembre, 2020. ISSN: 1409-1534, EISSN electr贸nico: 2215-6178.

Acerca del autor

amj20012002@yahoo.com | + posts

Docente en Ministerio de Educaci贸n P煤blica
San Jos茅, Costa Rica

Referencias bibliogr谩ficas

Direcci贸n de Vida Estudiantil y UNICEF (2016). Protocolo de actuaci贸n en situaciones de bullying. San Jos茅, Costa Rica: MEP.

Instituto Interamericano de los Derechos Humanos (2014). Prevenci贸n del acoso escolar: bullying y ciberbullying. San Jos茅, Costa Rica: IIDH.

Jim茅nez, A. (2012). Migraciones, convivencia y educaci贸n intercultural. San Jos茅, Costa Rica: MEP.

Ministerio de Educaci贸n P煤blica y Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM) (2011). Convivir. Gu铆a para la formulaci贸n de la estrategia de convivencia en el centro educativo. San Jos茅, Costa Rica: MEP.

Ministerio de Educaci贸n P煤blica (2017). Protocolos de actuaci贸n. San Jos茅 (Costa Rica). https://www.mep. go.cr/protocolos-de-actuacion

Olweus, D. (2004). Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Madrid: Editorial Morata S.L.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Recibido: 14/01/2020
Aceptado: 30/05/2020
Este art铆culo est谩 basado en una investigaci贸n llevada a cabo en el Liceo de Puriscal, en donde se trabaja con algunos estudiantes de d茅cimo a帽o para realizar tareas como la elaboraci贸n de material, de charlas y de aplicaci贸n de un instrumento para promover una sana convivencia a nivel institucional, en el marco del desarrollo del llamado Servicio Comunal Estudiantil. Como parte del equipo institucional de Convivencia del Liceo de Puriscal, se presentaron acciones para que algunos de los estudiantes encargados del Servicio Comunal Estudiantil dedicaran sus horas a una estrategia de convivencia, ideada por el Comit茅 de Enlace Escuela-Colegio y el Comit茅 de Convivencia, y con el visto bueno del Comit茅 de Servicio Comunal Estudiantil de la instituci贸n. En nuestras instituciones educativas existen muchos programas, proyectos y planes por ejecutar, lo que se suma a las actividades extracurriculares de los educandos; una posible forma de lograr desarrollar todas las actividades de manera apropiada es ejecutando un proyecto programado, utilizando todos los recursos disponibles y dando 茅nfasis a las tem谩ticas que se quieran abarcar. Finalmente, en este proyecto se da una s铆ntesis de los datos obtenidos con las experiencias educativas, que definen iniciativas que otras instituciones pueden implementar.
This article is based on a research carried out at Puriscal High School, where some tenth-grade students are appointed to perform tasks such as the preparation of material, lectures and the application of an instrument to promote a healthy school coexistence. As a part of the Institutional Coexistence Team of the Puriscal High School, actions are presented so that some of the students in charge of the Student Community Service dedicated their hours in a coexistence strategy, devised by the Elementary/High School Liaison Committee, the Coexistence Committee and with the go-ahead from the Student Community Service Committee. Our educational institutions have too many programs, projects and plans to be executed, together with extracurricular activities. A possible way to get all these things done in a suitable fashion is by executing a programmed project using all available resources and emphasizing the topics that they want to cover. Finally, in this project there is a synthesis of the data obtained through educational experiences, which can outline initiatives that other institutions can implement.
Palabras clave
Keywords
C脫MO CITAR / HOW TO CITE
Mar铆n-Jim茅nez, A. (2020). Convivencia escolar versus bullying en el Liceo de Puriscal. Revista Umbral, 45(2), pp. 2-14
Ir arriba